miércoles, 22 de mayo de 2013

AVES CELTIBERAS: Abubilla...

Los pájaros están bien representados en la cultura celtibérica, si bien lo normal es que estas representaciones sean de cuervos y buitres debido a sus atribuciones con el mas allá y de ser trasportadores de almas hasta el cielo, hay otra serie de pájaros que se incluyen en la iconografía celtiberica y que tienen otros significados. Un significado lógico es que representan el aire, ese espacio entre los dioses y la tierra, que tanto ansia cruzar el alma del guerreo caído para llegar a su paraíso y reunirse con los dioses y ancestros. De hecho existe la creencia de que después de la muerte el alma abandona el cuerpo en forma de pájaro, es por ello que las aves se consideren un símbolo del espíritu (de aquí, otra copia mas de los celtiberos por los cristianos "el espíritu santo") y pueden ser mediadores entre los dioses y los hombres actuando como mensajeros de la divinidad. Tambien simboliza la libertad pues tan solo ver un pajaro influye en el deseo de volar libremente por cualquier sitio, la prosperidad y la fortuna.

Colgantes realizados en plata de 1ª Ley en dos tamaños, con forma de Abubilla que puedes ver y comprar en el catalogo de "Joyas con Historia" de www.arsgentum.com 


En la cerámica polícroma Numantina hay un ave pintada en blanco, siena y negro que decora el interior de una copa y que según diversos autores representa a una "Abubilla" conocida por los romanos con el nombre de"Upupella". Al principio se creía que ésta, tenia tres alas, el número mágico por excelencia de los celtas y celtiberos, que además le aportaba movimiento al dibujo, pero definiciones recientes aportan nuevas conclusiones, entre ellas que tales alas conforman un trisquel que se oculta tras el ave. Y es lógico, pues si los pajaros se encuentran entre el cielo y la tierra a veces cruzarían el espacio entre el sol y nosotros y de ahí la representacion, además la propia abubilla tiene una pequeña ala en el centro de su cuerpo.

Copa de la Abubilla, cerámica polícroma Numantina.
 
Hay otras representaciones de aves en las cerámicas de Numancia y en otros restos de ceramicas de otros yacimientos arqueologicos celtibericos de la península, pero ninguna supera en belleza a esta.

 Otra representación de pajaros en una ceramica y colgante de Ave celtibera realizada en plata de 1ª Ley que puedes comprar en www.arsgentum.com


La Abubilla "Upupa epops" es una ave que solo viene a España en la época estival desde África, curiosamente en la geografía española es bastante común que en muchos pueblos se use el gentilicio  "Abubillos", tal vez desde la época preromana ya hubiera castros que utilizaran este nombre, además es muy común que estas preciosas aves aniden en los muros, de hecho hay pueblos que reciben el gentilicio por la cantidad de abubillas que anidan en sus muros de piedra. 

 Ilustración de Abubillas por Gould.

Dichos populares y leyendas que hacen referencia a los Abubillos:
"Es un abubillo, no para en la casa en todo el día, si se hunde no dirás que le ha de pillar dentro."
          "Los abubillos fueron a un prao, y se han comido un burro, desorejao; como el burro era pequeño, y los abubillos muchos, se han quedao con hambre, los aguiluchos.

          "Cuenta la leyenda que los de Camprovín y los de Arenzana de Abajo tuvieron una discusión sobre la propiedad de unos pastos. En esto estaban cuando apareció una abubilla y decidieron que el pasto sería para quien la cogiera. Los de Arenzana resultaron ser más hábiles y por ello comenzaron a llamar a los de Camprovín “Abubillos”. Como respuesta, a los de Arenzana se les puso “Zancarrones” porque habían corrido más.

          "De tal palo tal astilla, y de padres cucos, hijos abubillos."

          "Cuentan que habia un nido en lo alto de una torre y los del pueblo querían alcanzarlo colocando cestas de mimbre una encima de la otra, al final les falto una cesta para llegar al nido. Una vieja del lugar les aconsejo que quitasen la cesta de abajo que no subía nada y la colocasen arriba. 

         "Arre, bubillo"

         "A bu, bu, Bu, a lo que los abubillos contestaban: Una puta eres tú. 

         "Cuentan que una abubilla se metió en una roca y los del pueblo escucharon un Bur, bur, creyendose que en la roca se encontraba la virgen, como no podían sacarla decidieron tirar huevos a la roca hasta romperla, se dice que tantos huevos tiraron que un carromato tirado por bueyes resbaló y estos se ahogaron en las claras, cuando la roca comenzó a romperse salió una Abubilla y todos llenos de sorpresa se dieron cuenta que la virgen allí no estaba.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada